Lavagna confía en que habrá una segunda vuelta en octubre

El candidato presidencial se refirió a la posible campaña sucia a la que podría echar mano el kirchnerismo. Dijo confiar en el castigo de la sociedad y puso como ejemplo lo ocurrido luego de la primera vuelta en la Capital.

21 de Junio de 2007
El candidato presidencial opositor Roberto Lavagna se mostró ayer confiado en que habrá segunda vuelta en las elecciones presidenciales de octubre, y advirtió que el oficialismo apelará “a la política de “las tres p””, consistente en “plata, puestos y presiones” para garantizarse la continuidad en el poder.
“Sigue la política de “las tres p”, ninguna peronista: tienen mucha plata, reparten puestos y si no da resultado, después vienen las presiones”, dijo el ex ministro de Economía.
Lavagna se refirió también a la posible campaña sucia a la que podría echar mano el kirchnerismo, y en tal sentido advirtió que “frente a la basura, uno nunca puede estar preparado”, pero dijo “confiar en el castigo de la sociedad” y puso como ejemplo lo ocurrido luego de la primera vuelta en la Capital.
“El Presidente, la primera semana salió rabiosamente a atacar (a Mauricio Macri); la segunda no atacó más porque las encuestas le daban 80 por ciento de desaprobación”, recordó, y confió que “para la presidencial, yo espero lo mismo, es decir, que la población castigue cualquier acto de campaña sucia, venga de donde venga”.
En cuanto a lo que podría suceder en las urnas, insistió en que “no hay tal invencibilidad” de Kirchner, ya que -reiteró- hace dos años “obtuvo menos votos que Alfonsín y Menem en las elecciones equivalentes de medio mandato: un 38 por ciento”.
En ese sentido, manifestó que “con repetir la situación de octubre de 2005, está habilitada la segunda vuelta electoral”, y se preguntó “¿qué va a cambiar?” si la candidata es Cristina Fernández.
Recordó la campaña de 2005 en la provincia de Buenos Aires, en la que la primera dama “se paraba al lado del Presidente, le sacaban la foto y el que hablaba y hacía la campaña era el Presidente”. “La plata, los puestos y las presiones los manejaba también el Presidente, ¿cuál es la diferencia?”, concluyó interrogándose Lavagna.
Por otra parte, el ex ministro de Economía analizó que el postulante a jefe de gobierno porteño Mauricio Macri debe “demostrar capacidad de gestión” antes de avanzar en la construcción de un liderazgo de la oposición a nivel nacional.