Frente anti Kirchner se fortalece en Buenos Aires

  • El Tiempo.com Latinoamérica
  • 23 de Junio de 2007
    Frente anti Kirchner El arrollador triunfo del derechista Mauricio Macri en la primera vuelta de las elecciones para jefe de Gobierno de Buenos Aires, los llevó a plantear la idea.
    La casi segura ratificación del triunfo el domingo próximo en la segunda vuelta de esos comicios, los obligaría a definir los términos y la forma en que un posible frente anti-kirchnerista comenzaría a cobrar forma de cara a las elecciones presidenciales de Octubre.
    La idea surgió de las Filas del PRO, el partido de Macri, y comenzaron los contactos informales y ciertas negociaciones, sobre la base de “una elección primaria para elegir una sola fórmula presidencial” y así unificar a una oposición con las menguadas posibilidades de triunfo ante el Kirchnerismo, de acuerdo a todas las encuestas. Incluso su candidato presidencia Ricardo López Murphy, ex ministro de Economía en tiempos de Fernando De la Rúa, llegó hablar de “un pacto de no agresión” ante un eventual “Ballotage” en octubre. Algo que parece improbable si las elecciones fueran mañana.
    De inmediato el ex ministro, Roberto Lavagna y sus principales asesores comenzaron a analizar esa posibilidad, mientras que la líder del centroizquierdista ARI, Elisa Carrió, por ahora guarda silencio, después de haber sufrido una derrota estratégica en Buenos Aires al aliarse al jefe de Gobierno, Jorge Telerman. Pero la última palabra la tiene el propio Macri, quien ya se vislumbra como un líder anti K, tal cual lo quería el presidente.
    “Primero la elección del domingo y después hablamos de Frentes para octubre. Seguramente nosotros estaremos aportando a ello”, dijo Macri una y otra vez cuando se lo interrogó al respecto en estos días. Incluso no faltaron las versiones sobre la posibilidad de que el aún presidente de Boca Juniors, se presente como candidato en octubre, ayudado por el envión de votos porteños que podría recibir el domingo. Especie que también negó a repetición. “Nos están votando para que trabajemos y solucionemos los problemas de la ciudad”, se limita a decir el empresario.
    Pero si bien la idea del frente es tentadora para el Machismo, aparecen escollos de todo tipo, incluso históricos. La permanente referencia solapada del presidente Néstor Kirchner y de su esposa Cristina K a lo que fue el gobierno de Perón entre 1945 y 1955 (incluso con la organización de un congreso de Filosofía, como lo había organizado el Fundador del partido en el 47) llevaría a que se intente reformular lo que fue la Unión Democrática (todos los partidos de oposición, desde conservadores hasta el comunista contra el peronismo en el 51), para enfrentar al Gobierno K y las dificultades programáticas de cada una de las candidaturas. Carrió y el ARI siempre señalaron que MAcri representaba “al capitalismo prebendario” y que Lavagna representó “ciertos actos de corrupción en el gobierno de Kirchner”. Desde las filas del ex ministro y “factotum” de la recuperación económica, aseguran que están abiertos a un acuerdo con el resto de la oposición “en base al programa de nuestra coalición”, integrada por los restos de la Unión Cívica Radical (UCR).
    “Lo ideal será esperar los resultados del domingo. De acuerdo al margen del triunfo de Mauricio y en base a lectura que se haga del mismo podremos definir cuál será el futuro de ese frente”, admiten en las filas del PRO.
    Lo cierto es que ese frente parece comenzar a gestarse en busca de forzar al kirchnerismo a una segunda vuelta y hasta se animan “si la candidata es ella ( Por Cristina) se les puede ganar”. Aunque les cuesta creer que la primera dama sea finalmente la candidata, tal como lo evidenció días pasadas Gabriela Michetti, candidata a vice jefe de Gobierno, convertida en el “boom de esta elección”. “Me cuesta creer que el presidente no sea el candidato”. Tan increíble como que la oposición no se tiente a embestir unida contra el Kirchnerismo.
    José Vales
    Para El Tiempo
    Buenos Aires