El blog que le abrieron a Cristina K en España explota de comentarios: la mayoría, ofensivos

El espacio dedicado a la Primera Dama está en el reconocido diario madrileño El País. Irónico, detalla los viajes de la senadora, a quien llama “la reina”. El moderador pidió mesura en los mensajes.

7 de Junio de 2007
La popularidad de Cristina Fernández de Kirchner, llegó a la capital española donde, en un diario local, se ha creado un blog en su homenaje. No se conoce el autor (o la autora) de la iniciativa ya que el (o la) internauta aparece con la denominación “Cristina pongamos sólo K”. Los post están escritos en primera persona, como si fuera la propia Primera Dama la autora de los textos.
La bitácora, donde se ironiza sobre las supuestas salidas al shopping de la senadora durante sus viajes, su compromiso con el conflicto en Medio Oriente y su relación con la prensa, puede visitarse en Reina Cristina, y debido a la gran cantidad de comentarios recibidos en el espacio, responsables de las bitácoras de El País debieron enviarle un mensaje al autor del blog para solicitarle que los modere.
0607_cristina_468.jpg_393685219
En el blog, la “reina Cristina” asegura que tiene un proyecto para “mediar” en Medio Oriente.
“Estimada Cristina: Nos ponemos en contacto contigo desde el Blog de Ayuda de La Comunidad de ELPAIS.com para advertirte de que debes moderar los comentarios de tu blog “La candidata de todos”, eliminando todos los que sean ofensivos y perjudiquen el buen funcionamiento de La Comunidad de ELPAIS.com. En estos momentos tienes un total de 61 comentarios, muchos de ellos ofensivos”, dice el comentario.
Hoy, día del periodista, desde un post Cristina saluda a la prensa en un texto acompañado por una foto donde se la ve junto al presidente venezolano, Hugo Chávez.
” Ambos somos fervientes simpatizantes de la libertad de prensa, pero no de la libertad de empresa, como quieren imponer personajes que ya todos conocemos. Me hablan del cierre de RCTV como un acto que ataca las libertades públicas… ¡Por favor! Quienes durante décadas y décadas trataron de frenar los avances sociales, ahora pasaron a ser víctimas. Por eso, levantamos la copa con gran parte del periodismo argentino que ha entendido nuestro proyecto”, dice el texto.
Los autores del blog hablan de Cristina como “la candidata de todos” y sostienen que el espacio es un “un homenaje a la figura política más relevante de la Argentina actual”.
—————————————————————————————————————-
No alce su copa por mí, Cristina

7 de Junio de 2007
Desde su blog en el diario El País, la senadora brindó junto con el presidente Hugo Chávez por el día del periodista. Aseguró que está a favor de la libertad de prensa pero en contra de la libertad de empresa.
“(…) Por eso, levantamos la copa con gran parte del periodismo argentino que ha entendido nuestro proyecto…”, dice Cristina K en el blog que el diario El País, de Madrid, puso a su disposición. (Reina Cristina).
La senadora Cristina Fernández de Kirchner tiene la copa medio vacía. Resulta que Mariano Moreno fundó La Gazeta de Buenos Aires un 7 de junio, una buena excusa para festejar el día del periodista. El querido Mariano era como la esposa y posible candidata a presidente de los argentinos, si es que el Presidente resuelve que sea ella un pingüino más, en una clara y neta actitud machista que la señora acepta mansamente.
Ella, la senadora, como Mariano Moreno (no es un secreto), son partidarios de la censura. Moreno lo era en medio de un proceso revolucionario y al comienzo de una guerra revolucionaria que, si bien no justificaba la ausencia de libertad de prensa, en principio la hacía comprensible: no había que darle información al enemigo realista porque siempre se trataba de información sensible.
Pero los Kirchner la única revolución que lideran es la del nepotismo y la hegemonía política consagrados, si se puede, por los votos que la leve bonanza económica puede llegar a manipular.
Cuando la senadora levanta su copa para brindar por una parte de la prensa, hace una elección: esa parte de la prensa, que depende también de empresas periodísticas y no de los propios periodistas, es la prensa lubricada por la publicidad oficial que el Gobierno entrega discrecionalmente a los medios de mejor caligrafía.
Dice la senadora en su blog español, ya desde el título, y alzando su copa junto al simpático e histriónico Hugo Chávez: “Felicidades a todos los periodistas, o a casi todos”. Siguen ellos: “Ambos somos fervientes simpatizantes de la libertad de prensa, pero no de la libertad de empresa, como quieren imponer personajes que ya todos conocemos. Me hablan del cierre de RCTV como un acto que ataca las libertades públicas… ¡Por favor! Quienes durante décadas y décadas trataron de frenar los avances sociales, ahora pasaron a ser víctimas. Por eso, levantamos la copa con gran parte del periodismo argentino que ha entendido nuestro proyecto…”.
Me considero gran parte del periodismo argentino por el simple hecho de haber trajinado muchas redacciones desde hace 25 años. Todos los presidentes fueron quisquillosos con los periodistas, pero Alfonsín, Menem, De la Rúa y Duhalde, al menos en público, fueron tolerantes y tan democráticos como pudieron a pesar de mascullar y e intentar poner leyes mordaza. Claro, a ningún gobierno le gusta el control que ejerce el periodismo independiente.
Pero este gobierno simplemente lo odia. Creo que ni siquiera tiene la valentía de Chávez, que asume el costo político de sus decisiones sentado, sí, sobre millones de barriles de petróleo. No, el gobierno pingüino detesta a quienes informan e investigan sin la venia de los departamentos comerciales de las empresas que lucran con la benevolencia de sus portadas. Este gobierno ejerce la censura indirecta: bloquea las fuentes oficiales a los trabajadores independientes; falsea los índices de la realidad económica; usa el púlpito en desigualdad de condiciones para atacar al candidato de la derecha que consagró la ciudadanía el pasado domingo (aclaro que sin mi voto).
Senadora: cuando usted estaba en el llano era fuente de muchos de los periodistas que pueden suscribir esta columna indignada. En ese momento le convenía. Yo le aviso: si usted va a ser presidente de los argentinos tenga en cuenta que sin libertad de expresión no hay república. Usted debe aspirar a una república para todos. No una que sea para “casi todos”.
En fin: agradezco la gentileza de acorarse de Mariano Moreno, agradezco también su brindis, pero yo paso.