Dicen que habrá ballottage en octubre

Coincidencia entre Lavagna y López Murphy. “En el mejor momento del kirchnerismo, en 2005, ellos llegaron al 38%”, aseguró el líder de Recrear.

13 de Junio de 2007
Buenos Aires.- Dos candidatos presidenciales por espacios opositores Ricardo López Murphy (Recrear) y Roberto Lavagna (UNA) evaluaron que el oficialismo no podrá evitar una segunda vuelta electoral en las elecciones nacionales.
Lavagna y López Murphy salieron a formular expresiones similares en momentos en que reaparecieron algunos intentos para que la oposición enfrente unificada a Néstor Kirchner o a su esposa Cristina Fernández.
El líder de Recrear evaluó que el oficialismo no llegará a sumar el 40% de los votos en la primera vuelta de las elecciones nacionales convocadas para el 28 de octubre. “Ese cálculo no es arbitrario y toma en cuenta dos cosas. En el mejor momento del kirchnerismo, en la situación más favorable y excepcional que tuvieron en octubre de 2005, ellos llegaron al 38%”, enfatizó López Murphy.
El dirigente, quien quiere postularse para la Presidencia por la coalición Pro, considera que la gestión de Kirchner sufrió un deterioro en los últimos meses, por lo que sería “altamente difícil que en una elección abierta el oficialismo pueda alcanzar el 40%”.
Por otra parte, reiteró su propuesta para que a lo largo de la campaña, hasta la primera vuelta, no haya agresiones entre los candidatos de la oposición.
En tanto, Lavagna aseguró que, según los datos que tiene en la mano, habrá ballottage en las elecciones de octubre. “Si tomamos las elecciones de mitad de mandato (2005) que el Presidente presentó fuertemente como un plebiscito, sacó el 38%. De las encuestas no voy a hablar; ya sabemos lo de la corrupción en las encuestas. Pero con los datos que tenemos, hoy hay segunda vuelta”, reiteró. (DyN)
—————————————————————————————————
López Murphy Pacto sí, listas de unidad, no

13 de Junio de 2007
El lavagnismo se muestra abierto a la propuesta, aunque advierte que no aceptará “rejuntes”. El ARI lanzó un “no” rotundo porque no quiere aliarse con “proyectos antagónicos”. López Murphy, insiste con la idea.
Mientras aguarda con una mezcla de angustia y ansiedad el apoyo de Mauricio Macri a su candidatura presidencial, Ricardo López Murphy insiste en que todos los aspirantes opositores deberían firmar un pacto de no agresión para los comicios de octubre. Pero se resiste a promover una lista de unidad.
“Ya es tarde para unificar a la oposición para la primera vuelta”, reiteró el líder de Recrear, a contramano de la idea de la macrista Gabriela Michetti de promover una interna abierta entre los postulantes antikirchneristas. La candidata a vice de Macri en Capital cree que Murphy, Roberto Lavagna y Elisa Carrió deben medirse en una primaria para luego encolumnar a toda la oposición detrás del vencedor.
Según el Bull dog, “no hay tiempo para sentarnos a elaborar un programa común”. Su idea es la de limitar el acuerdo a una estrategia de confrontación con el Gobierno, “para que el único eje sea la diferenciación con el oficialismo y no la competencia entre la oposición”. La propuesta abarca, además, una acuerdo tácito para apoyar al candidato antikirchnerista que pase a segunda vuelta. En un análisis no compartido por otros sectores de la oposición, el candidato de Recrear evalúa que si un solo candidato sale a polarizar con el kirchnerismo, difícilmente consiga evitar que el Gobierno gane en primera vuelta. Y que un escenario de atomización también afectaría al Gobierno, por lo que el opositor mejor ubicado llegaría a la segunda vuelta y luego recibiría el apoyo de los otros.