De Narváez se lanzó con críticas a Cristina y Solá

También tomó distancia de Blumberg. Irá por la gobernación con sello propio.

19 de Junio de 2007
No voy a ser política con Blumberg”, aseguró ayer el diputado Francisco de Narváez, al blanquear la ruptura de relaciones con el padre de Axel y anunciar que se postulará a gobernador bonaerense con sello propio.
El empresario se convirtió así en el primer dirigente que se aleja formalmente de Blumberg luego de confirmarse que no tiene título de ingeniero. “La buena política no puede arrancar de base con quien no dice la verdad”, argumentó De Narváez durante un acto de campaña en San Isidro. El diputado por el PJ disidente inició contactos con Blumberg ¿quien aún no definió si será candidato en octubre¿ después de romper lanzas con Roberto Lavagna y ahora transitará la campaña en soledad, bajo el paraguas de la Unión Popular.
Esa sigla está desde hace tiempo al servicio de De Narváez, cuya candidatura está sujeta a que la Justicia le levante el impedimento que tiene para ser gobernador bonaerense, ya que nació en Colombia.
De Narváez también criticó a la senadora Cristina Fernández de Kirchner, porque “conoce mejor (el aeropuerto de) Ezeiza que los partidos” bonaerenses y a Felipe Solá, de quien dijo que para “gobernar la provincia no se puede ser títere del Presidente”. En cambio, elogió a Hilda González de Duhalde.