Acevedo sigue con sus denuncias y ya se habla de su pase a la oposición

28 de Junio de 2007
El ex gobernador de Santa Cruz Sergio Acevedo volvió ayer con sus críticas al Gobierno por la renegociación de los contratos petroleros en Santa Cruz, que consideró “una profundización de la política menemista”. El ministro de Planificación, Julio De Vido, un hombre que acompañó a Néstor Kirchner en Santa Cruz y que está enfrentado desde hace años a Acevedo, salió a defender ayer los polémicos contratos.
Una versión que se escucha fuerte por estas horas en el peronismo sostiene que Acevedo se unirá políticamente a Elisa Carrió. Se tejen dos hipótesis posibles: iría como vice en su fórmula presidencial o sería candidato a gobernador en Santa Cruz por la Coalición Cívica.
Un vocero de Carrió desmintió que Acevedo haya hablado con la fundadora del ARI para sumarse a sus filas: “Hace mucho que Lilita no habla con él, desde que era titular de la SIDE.”
Pero otras fuentes cercanas a Carrió admitieron diálogos de dirigentes de la Coalición con Acevedo. ¿Será uno de ellos el peronista Gerardo Conte Grand, que forjó amistad con Acevedo en el Grupo Talcahuano cuando eran diputados nacionales?
Acevedo rompió el martes su silencio de más de un año, desde que el 15 de marzo de 2006 dio el portazo y renunció como gobernador, en medio de serias diferencias con Kirchner por el manejo de la provincia.
En declaraciones radiales, Acevedo, que reside en Pico Truncado, negó que piense en volver a la política. E insistió en advertir sobre la renegociación de los contratos petroleros entre Pan American Energy y el Gobierno santacruceño. En una entrevista con La Nación había ido más lejos: acusó a De Vido de participar de “un negociado” y cargó la “responsabilidad política” sobre Kirchner. “No tengo nada más que ver con esta gente”, dijo.
Ayer reiteró que “el petróleo es un bien social que debe ser administrado por el Estado. Aquí, manteniendo la política menemista, se da el petróleo, se cede su propiedad. Es una profundización de la política menemista”, dijo a FM Identidad.
En tanto, en la Cámara de Diputados, la oposición llevó al recinto el debate por la “entrega” de “dos yacimientos petroleros” (sumando otro que está en Chubut). El radical santacruceño Juan Acuña Kunz calificó la decisión como “una entrega escandalosa y descarada”. Pero el proyecto de resolución de “enérgico repudio” que propuso fue rechazado por 78 votos del oficialismo contra 59 de la oposición.
Acevedo dijo también que estaba “en una posición desfavorable” frente a “las posibilidades que tienen las multinacionales como Repsol, Petrobras, Pan American Energy, de incidir en la opinión pública”.