Kirchner pidió al electorado porteño el voto para Filmus

Fue este sábado al mediodía en un acto en Villa Lugano. El Presidente dio una señal de enfático apoyo al actual ministro de Educación y candidato a jefe de Gobierno por el oficialismo.

Diario Infobae

20 de Mayo de 2007

En su discurso, el presidente Kirchner afirmó que “hace muchos años, un día vine a este querido barrio de Lugano. Allí de la mano de algunos amigos, de la familia Pandolfi, cuando era recién elegido gobernador de mi provincia y descubrí otra Capital Federal, otra realidad. Descubrí que en Lugano todavía se sufría, como en muchos puntos del país federal”.
“A partir de ahí comenzamos con esta loca idea para algunos de cambiar la relación de fuerzas en la Argentina”, agregó el mandatario, quien convocó a “un proyecto que contenga a todos los argentinos”.
“Se discuten dos proyectos políticos. Puede haber cualquier tipo de alianzas, pero tengan en claro que lo que se discute es volver a un país para todos o volver a un país para unos pocos”, aseguró Kirchner, como una crítica a los candidatos opositores que se alinearon para las próximas elecciones.
“No sirve ganar por ganar una elección. Por eso nosotros queremos ganar con Filmus y Héller , porque queremos que se garantice un proyecto”, rubricó.
En tanto, expresó que “lo que se discute es si nosotros somos capaces de incorporar definitivamente al país con la Capital y a la Capital con el país”.
“A nosotros nos interesa tener la iniciativa política “, subrayó Kirchner, quien cargó sobre el resto de los postulantes a la jefatura de Gobierno porteña al afirmar que “se acuerdan que hay compañeros que padecen pobreza cuando hay elecciones. Entonces aparecen por Lugano y los barrios periféricos de la Capital”.
“Tenemos que tener en claro esto: estos dos proyectos de país van a confrontar en las urnas permanentemente, los que quieren volver a la década del 90, en un proceso que se inició en 1976, y los que queremos generar la alternativa plural que necesita nuestro país”, definió Kirchner.
“Seamos amplios, seamos plurales, sepamos respetarnos las visiones distintas que podamos tener de cada punto”, recomendó.
“El proyecto que encabezan Filmus y Heller es un proyecto amplio, integrador, con amor, con pasión. En una patria para todos no hay lugar para bronca, para rencores ni para confrontaciones innecesarias”, concluyó el Presidente.
Entre los presentes en el acto destacaron el ministro de Salud y candidato da diputado nacional por el Frente para la Victoria, Ginés González García, y el vicepresidente y candidato a gobernador bonaerense, Daniel Scioli.
El escenario fue montado al pie de los monoblocks de Lugano I y II, en el centro del Parque de la Victoria, donde desde temprano comenzaron a congregarse militantes del PJ, el Movimiento Evita y sindicatos kirchneristas como el SUTERH, UPCN, Empleados de Comercio, CGT y Las 62, entre otras agrupaciones como Compromiso K y organizaciones sociales.
Un gran pingüino y una pingüina inflables fueron instalados frente al escenario, por sobre las cabezas de los manifestantes. “Pingüino o pingüina, Argentina avanza”, reza un gran cartel que acompaña a ambas imágenes.
Por altoparlantes, se anunció que Filmus es “el ministro de Educación y desde hace dos meses el candidato a jefe de Gobierno del presidente Kirchner”, y dos afiches gigantes fueron ubicados a ambos lados del escenario, con la típica foto del presidente hablando con su ministro, y la frase: “junto a Néstor y Filmus. Frente para la Victoria. Lista 500”.

Respaldo  “K” para Filmus

La “capital del peronismo”, como le dicen a Villa Lugano, fue ayer escenario de un multitudinario acto de apoyo a Daniel Filmus como candidato a jefe de gobierno porteño. El encuentro estuvo encabezado por el presidente Néstor Kirchner, que planteó de manera clara la disyuntiva que representan las elecciones del 3 de junio.

20 de Mayo de 2007

La “capital del peronismo”, como le dicen a Villa Lugano, fue ayer escenario de un multitudinario acto de apoyo a Daniel Filmus como candidato a jefe de gobierno porteño. El encuentro estuvo encabezado por el presidente Néstor Kirchner, que planteó de manera clara la disyuntiva que representan las elecciones del 3 de junio, al señalar que “van a confrontar dos proyectos: el de los que quieren volver a la década del ’90 que empezó en 1976” y el que se propone “integrar a la ciudad a la transformación del país”. También Filmus apuntó a la “nacionalización” de los comicios, señalando que hace cuatro años, cuando Kirchner llegó a la Rosada, “la gente pasó del escepticismo a la esperanza, y eso es lo que tenemos que traer a la ciudad”.
Aunque sin nombrarlos, el jefe de Estado vapuleó a los adversarios electorales de Filmus. De Mauricio Macri, dijo que “se acuerdan de que hay compañeros que padecen pobreza cuando hay elecciones, pero cuando hay que conducir, no aparecen nunca por Lugano, ni por la periferia de la capital”; de Jorge Telerman reprobó sus improvisadas alianzas, al advertir que no hay que ganar elecciones “de cualquier manera”.
El acto empezó al mediodía en la entrada del barrio General Savio de Lugano, donde estuvieron Daniel Scioli, el jefe de gabinete Alberto Fernández y los ministros Carlos Tomada, Alberto Iribarne y Nilda Garré, entre otros funcionarios, además de dirigentes porteños y Carlos Heller, compañero de fòrmula de Filmus. Si bien no estuvo Cristina, un cartel con la consigna “Pingüino o pingüina, Argentina avanza”, dejó en claro su adhesión. Entre las organizaciones movilizadas estuvieron Juventud Peronista, Partido de la Victoria, Compromiso K y Movimiento Evita. También hubo apoyo gremial, encabezado por el gremio de los encargados de edificios.
En su discurso, Kirchner sostuvo que “nosotros no queremos ganar para claudicar, nos interesa ganar para transformar el país” y “por eso confiamos en Filmus y Heller”, templados “en la acción cotidiana permanente”.
“Sabemos que algunos dicen que la Capital vota diferente al país, pero ése es el discurso de los están buscando en la retaguardia, porque el país está avanzando hacia el cambio. Es el discurso de los que quieren hacer de la Capital un rancho aparte” para devolverla al “neoliberalismo de los ’90”.
Kirchner terminó su discurso repudiando las “campañas sucias”, pero sosteniendo que “tenemos los brazos abiertos” y “no vamos a responder agravios con agravios”.
A su turno, Filmus dijo que “los que más necesitan están acá en el sur, por eso estamos con el Presidente mostrando que lo que hicimos en el país lo vamos a hacer en la ciudad”.
“Este apoyo es una demostración de que la ciudad va a trabajar con la Nación y la provincia para resolver los problemas de la ciudad”, expresó. Hace cuatro años, agregó, “la gente pasó del escepticismo a la esperanza, y eso es lo que tenemos que traer a la ciudad”.
Ironizando sobre el estilo de campaña de Telerman, subrayó que “no estamos eligiendo a quién se disfraza mejor para una fiesta infantil, sino al jefe de gobierno. Hay dos proyectos: volver para atrás o seguir con el proyecto del presidente Kirchner”.